Psicología Vigo: ¿Tengo depresión?

Escrito por el 2 - 02 - 2018 en blog | No hay comentarios

psicologia vigo tengo depresion

Algunas pistas para identificar qué me pasa

¿Qué me pasa? cuantas veces nos hemos hecho esta pregunta cuando empezamos a sentirnos fuera de juego o con esa sensación difícil de definir que nos lleva a darle vueltas a pensamientos que nos desequilibran y preocupan de forma repetitiva, cada vez con más frecuencia, hasta llenarnos la vida de una especie de agujero negro que nos mantiene permanentemente tristes y sin ganas de hacer nada.

Hoy en día se han popularizado muchos términos relacionados con los llamados trastornos psicológicos. Uno de ellos es el término “depresión”, palabra que entraña el concepto de enfermedad, asociada a importantes desequilibrios químicos y psicológicos. Esto nos lleva a que a menudo se utilice la palabra depresión en un contexto erróneo, y simplemente nos confunda más de lo que nos ayuda a comprender que es lo que nos pasa.

Y es que las personas, por el simple hecho de estar vivas, estamos expuestas a sufrir situaciones que nos perturban, generando en nosotros un estado de tensión. En estas ocasiones, pueden aparecer síntomas físicos indicadores de que algo no va bien, como insomnio, desequilibrios en nuestra dieta, dolores musculares, molestias gástricas, problemas en la piel, etc.

Si la causa de la tensión no se resuelve, el malestar puede generalizarse a muchas situaciones de nuestra vida y comenzar así un círculo vicioso de retroalimentación que nos lleva a dejar de hacer cosas, cronificando y alimentando el problema cada vez más; ya que a medida que aumenta la inactividad física, nos vamos sintiendo peor.

A veces, nos sentiremos irritables, agresivos, tratando a los demás como si fueran hostiles. Otras, será la apatía la que cobre protagonismo y haga que descuidemos nuestra imagen, nuestra alimentación, nuestro patrón de sueño; sintiéndonos desmotivados y tristes, como si se tratase de un reto que no nos apetece asumir.

Es importante detectar las señales de que algo no va bien, para revertir esta dinámica. Pedir ayuda profesional para identificar lo que nos pasa, suele ser una buena idea, ya que cuando estamos mal, nos cuesta ver las cosas con claridad y corremos el riesgo de que estas actitudes perduren en el tiempo, ocasionando un deterioro en nuestras vidas, problemas en el trabajo, con la pareja, pérdida de relaciones sociales, etc.

Viene bien recordar que la diferencia entre tristeza y depresión es en parte cuantitativa, pero también hay una diferencia cualitativa: en la depresión muchas veces no se puede identificar el hecho que nos genera malestar. En cambio, cuando estamos tristes, nos sentimos así, por un hecho que más o menos conocemos.

Es por eso, que antes de diagnosticar una depresión como tal, es importante identificar las señales que la preceden, para empezar a tratarlas; ya que si la situación perdura durante varios meses, es posible que nos veamos inmersos en un cuadro depresivo, con el consiguiente deterioro en nuestra calidad de vida.

No dejar que la tristeza llegue demasiado lejos, acudiendo a profesionales de la salud mental, puede marcar la diferencia a la hora de afrontar lo que nos pasa.

Algunas sugerencias para poner en práctica:

– Practica la confianza en tí mismo. Ten claro que la perfección no existe. Asume tus errores y aprende ellos. Y felicítate por tus logros.
– Rodéate de personas con las que te sientas a gusto.
– Sustituye tus pensamientos negativos y catastrofistas, por otros más realistas y adaptativos.
– Afronta los problemas, con calma y de forma sistemática.
– Pide ayuda, si ves que solo no puedes

 

¡Estamos aquí para ayudarte!

 

Pilar Crespo
Psicóloga en La Habitación Psicología

Deja una respuesta