Asertividad en nuestras relaciones

Escrito por el 5 - 05 - 2012 en blog | No hay comentarios

Entendemos la asertividad como una parte de las habilidades sociales, que reune las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir ni ser agredido.

Podríamos definirlo también como un estilo de comunicación que nos permite la interacción con los demás respetando sus ideas, sentimientos y opiniones, aunque no coincidan con las nuestras; un estilo fundamental en las relaciones humanas. Teniendo en cuenta que las personas somos seres sociales, la asertividad es una herramienta de valor incalculable, ya que siendo asertivos manifestamos nuestros derechos sin manipular ni ser manipulados.

Pongamos un ejemplo: Te sientas en un restaurante a cenar. Cuando el camarero trae lo que le has pedido, te das cuenta de que la copa está sucia, con marcas de carmín de otra persona. Podrías:

a) No decir nada y usar la copa sucia a disgusto (estilo pasivo)

b) Armar un escándalo y gritarle al camarero que nunca volverás a cenar (estilo agresivo)

c) Llamar al camarero y pedirle por favor que cambie la copa (estilo asertivo)

Ni a) ni b) son conductas apropiadas en esta situación si lo que pretendemos es reducir nuestro estrés. Estas formas de comportamiento pueden hacernos ineficaces para la vida social, generándonos malestar. Sin embargo, la asertividad, como cualquier otra conducta, es algo que podemos ir aprendiendo con la práctica.

Las personas tenemos derecho a defender nuestros derechos, creencias y opiniones ante situaciones que consideramos injustas, sin que esto signifique ser quejicas ni acusadores. Vamos a exponer a continuación una serie de ideas falsas y los derechos que son violados:

  • No hay que interrumpir nunca a la gente. Interrumpir es de mala educación.

- Tienes derecho a interrumpir a tu interlocutor para pedir una explicación.

  • Mis problemas no le interesan a nadie y no voy a molestar a nadie con ellos.

- Tienes derecho a pedir ayuda o apoyo emocional.

  • Tengo que adaptarme a los demás, ya que no quiero perder su amistad.

- Tienes derecho a decir “NO”

  • Cuando alguien tiene un problema hay que ayudarle.

- Tienes derecho a decidir cuando prestar ayuda a los demás y cuando no.

La asertividad mejora la posición social, el respeto y la aceptación de los demás, ya que al practicarla se hace un reconocimiento de la capacidad de uno mismo de afirmar nuestras creencias y opiniones, sin embargo, conviene recordar que ser asertivo no significa querer tener siempre la razón, sino expresar nuestros puntos de vista, sean o no correctos. Todos tenemos derecho a equivocarnos.

Algunas frases célebres para ilustrar el concepto de asertividad:

La diferencia básica entre ser asertivo y ser agresivo es la forma en que nuestras palabras y comportamientos afectan a los derechos de los demás”. (Sharon Anthony Bower)

La forma en que nos comunicamos con los demás y con nosotros mismos, en última instancia,  determina la calidad de nuestras vidas”. (Anthony Robbins)

“Ni sumisión ni agresión, sólo asertividad”. (Walter Riso)

Deja una respuesta